Con CSS, se puede todo

por Rudd-O publicado 2004/11/26 14:44:40 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:57+00:00

¿Quién dijo que con CSS no se puede todo? Para quienes me dijeron que nunca se iba a poder (hombres de poca fe), revisemos la lista de características que integran este blog:

  1. tipografías con tamaño relativo: sí. Si deseas, puedes hacer más grande o más pequeña la tipografía con los controles de tu navegador, y se ve bien en cualquier tamaño elegido.
  2. ancho automático del cuerpo: sí. Este blog se puede apreciar en cualquier resolución, excepto (tal vez) 640x480.
  3. compatibilidad con múltiples navegadores: sí. Esta bitácora se ve bien en Mozilla Firefox y (¡horror!) Microsoft Internet Explorer 6 (conocido por valer tres atados con el soporte CSS).
  4. mínimo de JavaScript: sí. Los submenús colapsables/expandibles usan dos declaraciones de clases CSS y 4 líneas de código ECMAScript.
  5. accesible: sí. Este blog se puede leer en Lynx, o con la hoja de estilo apagada. También es amigable con quienes usan navegadores aurales (aunque podría serlo más si encontrara una forma más accesible de hacer los vínculos de colapsar y expandir los submenús).
  6. semántico: sí. Pocas personas le conceden importancia a la diferencia entre <p> y <li>, o <b> y <strong>, pero sí es importante. <b> es una etiqueta de formato visual, <strong> es una etiqueta semántica que tiene mucho más significado, aunque coincidan en que los contenidos de ambas salen en negrita. Podría haber hecho mis menús con tablas, si hubiera querido, pero no son tablas, ¡son listas! Por tanto, usé listas <ul> y las estilé para que no tengan viñetas.

    En este blog no se usa ni una sola tabla, excepto en las partes donde las tablas cumplen un rol semántico (tales como el calendario, por ejemplo).

Si estás interesado, haz uso de la plantilla CSS de este blog en tu bitácora. Es realmente sencilla. Para quienes deseen aprender más, recomiendo A List Apart, que tiene una referencia espectacular sobre desarrollo Web. Ahorita están corriendo un especial sobre un código realmente ingenioso para permitir a los lectores de una página cambiar la hoja de estilo en tiempo real (probablemente útil para quienes usen el navegador de los pobres, Microsoft Internet Explorer).