Vándalos destruyen Hummer

por Rudd-O publicado 2007/07/20 02:59:02 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:51+00:00

Pobre hombre. No sabe si hacer arreglar su carro, o deshacerse de él.

El absurdo no conoce límites. Un grupo de vándalos "ecologistas" le destrozó el Hummer a un joven que se lo acababa de comprar y tunear (gastóse miles de dólares en dejarlo a su gusto). ¿Por qué? Quién sabe. Probablemente una mezcla de envidia y odio hacia esos carros que tragan gasolina, propulsada por la errónea arrogancia de pensar "si tengo suficientes ganas, hago lo que me da la gana y qué chucha".

vandalos-vs-hummer.jpg

Sí, el carro traga gasolina como estúpido. Tiene el peor millaje de un SUV en la historia.

Sí, el carro contamina excesivamente (aunque menos que un Honda Accord de los ochentas).

Sí, el carro es ostentoso. Grita "mal gusto" por dondequiera que va.

¿Y?

Parece que los imbéciles que hicieron esto olvidaron el principio fundamental de la civilización.

La ley. Específicamente, la parte de la ley que instituye el concepto de propiedad privada.

Manejar un carro ostentoso, justifica la destrucción de la propiedad privada. No.

La vida y la propiedad privada son sagrados hitos de la ley contemporánea. Adicionalmente, cada persona tiene el derecho de pensar, escoger y hacer lo que le venga en gana en su esfera privada. Nadie puede imponer a otro su forma de pensar. No estoy evocando una utopía -- estoy diciendo las cosas como son.

Si no te gusta un Hummer, no lo compres. Pero no esperes que el resto de la gente esté de acuerdo contigo. Y con toda seguridad no tienes el derecho de obligar al resto a pensar como tú piensas -- no importa cuánto contaminen, griten, ofendan o te caigan mal los demás.

Definitivamente no podría irme a vivir a los Estados Unidos. Mi plan de manejar un Pontiac Firebird del 84 con motor de 7 litros (¿recuerdan esa serie de televisión con un carro parlanchín?) se vería peligrosamente afectado. Y tampoco podría manejarlo como me gusta (es decir, muy rápido).

Por favor, nada de comentarios como "se lo merecía por manejar un Hummer". Nadie se merece eso, especialmente si está en todo su derecho de manejarlo. Y las personas que creen que sí se lo merecía deberían ahorrar años de su dinero para después sufrir lo mismo, cosa que sientan en carne propia lo que el pobre tipo está sintiendo ahorita. Empatía, por favor.