¿Cómo no lo vi?

publicado 12/01/2011, Última modificación 26/07/2015

Una anatomía de la víctima de abuso infantil, ya en su adultez.

  1. Depresión y ansiedad.
  2. Baja autoestima.
  3. Síntomas de psicosis.
  4. Estados disociativos.
  5. Repetidas automutilaciones / cortes en los brazos.
  6. Múltiples intentos de suicidio.
  7. Comportamientos sexuales compulsivos.
  8. Disfunción sexual.
  9. Desórdenes alimenticios.
  10. Intolerancia hacia y/o búsqueda constante de la intimidad.
  11. Expectativa de morir pronto.

Todos y cada uno síntomas en sobrevivientes adultos de abusos infantiles.

En retrospectiva, todos los indicios siempre estuvieron allí.  Y yo me pregunto: siendo tan obvio... ¿cómo no lo noté?

Me da pena en todo caso, porque -- abuso o no -- ya es una adulta y como adulta, siempre pudo escoger sanar y vivir bien.

No lo hizo.  Es una lástima.

Derivado de esta reseña de Black Swan.

Keywords
abuse