Sobre la clonación y la asamblea constituyente

por Rudd-O publicado 2008/02/12 01:23:31 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:52+00:00

Una vez más, me encuentro en desacuerdo con algo que leo en el ciberespacio -- esta vez, con Paulino Toral, en el artículo titulado ¿Es correcto que la Asamblea introduzca la clonación de seres humanos?:

Paulino dice:

[... la clonación ...] es una técnica sumamente manipuladora que hace violencia a nuestras células reproductivas porque interfiere con el fin natural de estas células.

El fin natural es irrelevante. El fin natural de la arena no es formar parte de una pared en un edificio, y sin embargo no tenemos ningún empacho en construir rascacielos. Es ridículo ocultarse atrás del sofisma de "el fin natural" -- no aporta en nada a la discusión y por tanto su presencia es irrelevante.

...la clonación terapéutica es aún más cruenta, ya que aquí se crea una vida humana sólo para destruirla y sacarle sus células promotoras, estaminales, troncales o madre.

La vida humana existe en el cigoto, en el gameto, en una célula cualquiera del cuerpo. Un embrión no es diferente, un embrión no es humano por la misma definición de la expresión "ser humano". Manipular una célula no tiene nada de cruento, y si ud. lo considera así, debería dejar de tomar antibióticos y café.

El proyecto de la "clonación humana" es una terrible consecuencia a la que lleva una ciencia sin valores y es signo del profundo malestar de nuestra civilización. Se intenta dejar a un lado la ley de Dios con la vana esperanza de que podemos llegar a ser "superhombres", pero el resultado va a ser la destrucción del hombre. La clonación puede llegar a ser la trágica parodia de la omnipotencia de Dios. Es preciso subrayar, una vez más, la diferencia que existe entre la concepción de la vida como don de amor y la vi-sión del ser humano considerado como producto industrial.

Interesante ver cómo alguien puede escribir tanto sin decir nada.

  • "Terrible consecuencia". Qué, ¿ahora estamos inventándonos cosas?
  • "Ciencia sin valores". Noticia, caballero: la ciencia no tiene valores, porque es un concepto -- son las personas la que le agregan valor al concepto.
  • "Superhombres". Interesante. Si yo pudiese vivir mil años sano y feliz, lo haría. ¿Eso le molesta a ud.?
  • "Malestar de la civilización". Ridículo aserto sin fundamento. Déle gracias a la ciencia que ahora ud. puede viajar a visitar a familiares distantes, curar su cáncer, y escribir en las Internets.
  • "Dejar a un lado la ley de Dios". Menos mal que estamos abandonando la ley de unos cuantos temerosos hombres que creen en fantasmas invisibles.
  • "Destrucción del hombre". Ha visto muchas veces Frankenstein. La clonación puede tener la respuesta para un sinfín de enfermedades degenerativas, e incluso la vida indefinida -- ¿y ud. se alinea en contra de eso?
  • "Producto industrial". Ud. ha visto demasiado Star Wars, La Guerra de los Clones -- debería informarse en realidad en qué consiste la investigación embrionaria.

Finalmente:

Sugiero que alguien dé a los Asambleístas un cursillo de Biología y unas clases de Bio-ética…

Yo sugiero que ud. tome unas clases de biología extras. Preferiblemente, un doctorado en biología evolutiva, porque antes de dicho grado no va a ser capaz de discutir el tema de manera informada. Su background religioso no le permite ver la verdad porque este distorsiona su imparcialidad y opiniones.

Decir que "hoy no hay necesidad de la clonación" es decir una mentira gigantesca y traicionar a su audiencia, ya que las células stem no son el único objetivo de la clonación. Prohibir la clonación no es más que prohibir lo que no se entiende, por miedo a que los descubrimientos revolucionen el mundo y nos permitan abandonar formas obsoletas de pensar y sentir.

Ya es hora de dejarse de posturas moralistas inútiles que no tienen ningún fundamento en hechos observables y en la razón, y más bien son rezagos de absurdos religiosos como la existencia del alma y otras perogrulladas de similar calibre.

Y ya es hora de dejar de moralizar en documentos de Estado.