Lo que las mujeres... ¿quieren?

por Rudd-O publicado 2006/04/27 22:13:07 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:46+00:00

Egoblogs » Lo que las mujeres quieren me puso a reflexionar.

(Parece que hoy he estado muy reflexivo. Para curar esta racha, hoy voy a entorpecer mi pensamiento a base de Absolut -- straight, como el Dr. Christian Troy.)

A ver. ¿Qué es lo que quieren las mujeres? Esa pregunta, como tantas otras preguntas genéricas, no tiene respuesta, porque cada mujer quiere algo diferente. Algunas mujeres (la minoría), están buscando hombres que les representen un reto, mientras que el resto (mujeres con problemas de autoimagen en mayor o menor grado, y, sí, hay mujeres guapísimas con este tipo de problemas) están buscando alguien que les permita vivir en una relación de codependencia (peor-es-nadas, abusivos, perdedores, etc.), en mayor o menor grado.

En todo caso, un hombre que se respete a sí mismo estará buscando una mujer del primer grupo que mencioné.

Más allá de esta reflexión inicial, sé que una mujer busca un individuo:

  • físicamente atractivo (el grado de atractivo depende del estándar individual de cada mujer),
  • de cierto nivel económico (lo cual también depende del estándar individual de la mujer)
  • con una personalidad particular (más sobre este punto inmediatamente)

Las 3 Ps: plata, pinta, personalidad. El combo, ¡eh! Pero me gustaría llamar la atención a la tercera P: la personalidad. Pocos hombres saben qué hacer a la hora de la hora, y ahí está la veta de oro más grande, ya que cambiar la situación económica y el aspecto personal suelen requerir mucho más tiempo, fuertes inversiones (dinero/tiempo) a largo plazo, y en general es más difícil.

A manera de revés, voy a hacer una lista (por supuesto, incompleta) de todas las cosas que un hombre no debe hacer (conceptualmente):

  • ser perdedor
  • ser miedoso o demostrar necesidad psicológica
  • ser tímido, inseguro, pedigüeño, etc.
  • ceder constantemente (véase miedoso)
  • hablar en lugar de escuchar
  • no ser coqueto (véase timidez e inseguridad)
  • ser mal educado
  • ser ignorante
  • tocar temas inapropiados
  • descuidar su apariencia personal
  • revelar alguna de estas cosas a través del lenguaje corporal (extremadamente importante) o la conversación (menos importante, pero significativo de todas maneras)

En todo caso, todo se resume en una frase: cualquier mujer que se respete está buscando un individuo ganador. Los ganadores comen, los perdedores ven comer; es así de simple. Claro, leer esta lista es muy fácil, pero llevarla a la práctica requiere mucha más atención al detalle y verdadero autoconocimiento y autocontrol.

Y la magia que desencadena la atracción sincera en una mujer está en cómo el hombre se conduce, y nada más. El dinero puede desencadenar el interés de una mujer, y el atractivo físico puede desencadenar el deseo, pero lo que define el éxito o clavetea el ataúd es cómo el hombre se desenvuelve.

Por supuesto, no tengo intenciones de compartir mis trucos o técnicas sobre este tópico en particular. ¿Quieres consejos? Paga, ¡jaja!

En fin, mi amigo Andufo habló del hombre y la mujer, y la relación de poder que hay entre dos personas (hombre y mujer) que se encuentran juntas. No se trata de quién tiene el poder, sino de quien tiene el control. Y eso es fácil determinar: para un instante X en el tiempo t, la persona que está más metida en la relación tiene proporcionalmente menos control que la persona que está menos metida.

Lo cual apunta a una sola fuente de control: el autocontrol. Quien se conoce y se controla puede obtener lo que se proponga. Quien no se aguanta y no mide sus actos tiene la batalla perdida desde el principio.