Litigios musicales: nueva estrategia contra la RIAA

por Rudd-O publicado 2007/08/21 19:41:25 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:51+00:00

Me imagino que todos aquí están informados sobre los miles de juicios que la RIAA está siguiendo contra aficionados a la música en los EE.UU.

Lo que probablemente no sepan es que, en aproximadamente un mes, una nueva y probablemente sólida estrategia para ganarle a la RIAA se pondrá a prueba legal en los EE.UU.

La extremadamente ingeniosa estrategia

Comencemos por el principio. En los EE.UU. (y en muchos otros países, pero ciñámonos a los EE.UU.), descargar música de Internet es completamente legal.

Ilegal: compartir música, mas no descargarla

Lo que no es legal es compartir dicha música. Es decir, si Juan me pasa una canción por Internet, el alegato de delincuencia cae sobre Juan, no sobre mí.

Puesto que todos los programas peer-to-peer suelen compartir una porción apreciable de las bibliotecas musicales de sus usuarios, éstos suelen ser los objetivos más socorridos de la RIAA. Para el efecto de este artículo, imaginemos al infame programa KaZaA.

Cómo te "pilla" la RIAA normalmente

La RIAA tiene en su nómina a unos pillos mercenarios que fabrican un software de computadora llamado MediaSentry.

MediaSentry no es más que una especie de KaZaA supercargado y semiautomático. Su misión: buscar canciones en las computadoras de otras personas, y descargarlas para constatar que la RIAA posee el título de copyright de dichas canciones.

Una vez que MediaSentry te pescó y descargó un par de canciones de tu computadora, lo que sigue es rápido. La RIAA te enjuicia en una jurisdicción lejana de la tuya, te avisa con poquísimo tiempo de anticipación, y te manda una "carta formulario" donde lista los resultados del programa MediaSentry. En las deposiciones entregadas a la corte, la RIAA hace referencia a una infracción continua y presente de copyright.

Parece que te tuvieran de los cojones, ¿no?

Inocente hasta que se comprueba lo contrario

Excepto por un problemita, que nadie había notado hasta ahí. Técnicamente, la RIAA no tiene ninguna evidencia incriminatoria. Absolutamente ninguna.

Obviamente, las transmisiones iniciada por MediaSentry no cuentan, por múltiples razones, entre las cuales está que MediaSentry comete sus fechorías en nómina de la RIAA. Tampoco perdamos de vista que la RIAA está engañando activamente a los usuarios de programas peer-to-peer -- la legalidad de aquel acto es por demás cuestionable.

Es decir, como la RIAA no tiene evidencia de que tú has infringido la ley al transmitir una canción a un usuario que no posea la licencia para escucharla, entonces la RIAA no tiene forma de establecer que un delito ha tenido lugar.

Todo se reduce a la elemental distinción entre simplemente "poner a disposición" y "transmitir". Mientras la RIAA no pueda probar que tú hayas transmitido ilegítimamente una canción al menos a un usuario, simplemente no hay caso.

Y eres inocente hasta que se pruebe lo contrario.

Ergo, eres inocente.

Al menos esta es la tesis que será probada en unos días.

¿Ramificaciones?

Una, muy importante. Recordemos que en los EE.UU, si esta tesis es sustentada por la corte como válida, quedará asentada como ley común hasta que una corte superior la revierta.

¿Y cuál es? Pues, simple: la RIAA no podrá más iniciar juicios usando estas tácticas rastreras de telemarketero, y se verá obligada a obtener evidencia genuina. Lo cual es un poco difícil ya que la RIAA no cuenta con la colaboración de los amantes de la música. Ese es el ligero problema con demandar a los clientes de uno.

Es tan obvio que no sé por qué a nadie se le había ocurrido antes. Supongo, empero, que ahora es obvio porque alguien más lo pensó primero.

Ahora habrá que buscar una estrategia para protegerse de los soplones que la RIAA con seguridad contratará para seguir demandando a sus clientes :-) .