La verdadera naturaleza de la política

por Rudd-O publicado 2010/07/09 22:10:00 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:56+00:00
En el Ecuador se está imponiendo el 1x1 -- que las estaciones de radio toquen una canción ecuatoriana por cada canción extranjera que tocan -- y se me ocurre que esta situación es el perfecto ejemplo para demostrar lo que la política es en realidad.

Es interesante ver en este tema del 1x1 la verdadera naturaleza de la política.  Partamos con una observación que no es controversial:

Toda medida que se propone en el ámbito político, siempre se propone con una justificación instrumental que dice ser "para el bien común".  Es decir, explícitas en la propuesta de la medida están las metas que se pretenden lograr, e implícitas en las metas, está la idea de que esas metas representan el bien.  Evidencia de ello es que nadie propone una ley o medida con el expreso propósito de hacer el mal -- a lo mucho hay debate con respecto de si las consecuencias de dicha medida serán buenas o malas, pero se presume que la intención de la propuesta es hacer el bien.

Nótese que, bajo ese paradigma, obviamente, cada medida propuesta se puede debatir interminablemente sin llegar a una respuesta definitiva, porque "el bien común" es algo distinto para cada persona, según su conveniencia.  El utilitarianismo -- pan y mantequilla de la política -- no puede tener respuesta sobre qué es bueno y qué es malo, porque el ladrón se beneficia al mismo ritmo que la víctima de robo se perjudica, y el beneficio del violador es el perjuicio de la violada.  Por consiguiente, las medidas que ganan -- en última instancia -- son las medidas de "quien más grita" (es decir, de el que tiene más recursos para convencer o presionar a más incautos).

Bueno, así es como se vende toda propuesta política, incluyendo naturalmente esta propuesta del 1x1.  La justificación para el 1x1 es que al tocar más música nacional, habrán "mayores beneficios para el artista ecuatoriano".  Cosa que es muy cierta... y que, sin embargo, no justifica el 1x1.

¿Por qué?  Bueno...

...sugiero yo que el debate político está diseñado para distraer a la gente con preguntas irrelevantes; toda vez que el individuo está distraído con la pregunta de cuántos ángeles caben en la cabeza de un alfiler, jamás podrá cuestionarse si los ángeles existen de verdad, porque el debate presume falsamente que ese cuestionamiento es cierto.

Dicho esto, el problema con debatir una propuesta sobre los méritos de sus efectos es simple: es uno de esos debates falsos, que distraen de la verdadera interrogante que permite decidir si la propuesta es buena o es mala: la forma en la que se obtendrá la propuesta.  Esta es la precondición para siquiera ponerse a debatir los méritos de dicha propuesta, así como nadie dice suelto de huesos "me voy a hacer ladrón, voy a ganar mucha plata" porque el principio de "no robar" lo prohíbe aunque robar sea muy práctico para el ladrón.

La pregunta que nadie hace es muy sencilla: "en tu propuesta, ¿quién se queda con la pistola?".  No es una pregunta fascinerosa -- es en serio.  Cuando un medroso político propone el 1x1, implícito en la propuesta está que alguien (digámosle El Señor X):

  1. irá y cerrará por la fuerza los negocios de la gente que se rehúse a seguir el 1x1,
  2. quitará a sus dueños lo que les pertenece por la fuerza (lo que se conoce como robo), y
  3. le disparará tantos tiros como sea necesario a aquél dueño de negocio que oponga una resistencia suficientemente efectiva contra la agresión de El Señor X.

Es decir: para obtener las metas propuestas por el 1x1, lo que implícitamente se propone es amenazar, amedrentar, robar, violentar y matar gente pacífica.  Esta abominación es lo que se hace llamar "civilización" en el ámbito de la política.

Y, ojo: no importa que algunos dueños de radios cedan al 1x1 antes de que se les inflijan estas consecuencias por la fuerza -- la amenaza basta para saber que la estrategia es perversa de por sí, sin importar los resultados de la estrategia.  Eso debería ser obvio para cualquiera que haya sido robado -- no porque el ladrón no te disparó cuando renunciaste a las llaves de tu carro, significa que el ladrón te pidió el carro de favor, ¿no?  Obviamente que sí te robó -- y lo sabes precisamente porque te amenazó y te quitó lo que es tuyo sin tu autorización.

Ahora... al pan pan, y al vino vino.  Los proponentes de una medida están perfectamente conscientes de que en última instancia se usará la violencia contra las víctimas de la medida.  Ningún defensor de ninguna medida jamás va a reconocer la cruda realidad de lo que ellos proponen; ninguno va a hablar de que van a enjaular a la gente que desobedezca, a dispararles a los que se resistan, a robarles su propiedad.  Obviamente, lo van a pintar con palabras bonitas -- a fin de cuentas, la gente que hace el mal, consciente o inconscientemente, necesita convencer a los demás, porque a la gente no le gusta hacer el mal.

Por eso, a los beneficiados se les vende la propuesta como una ventaja para ellos, lo que constituye soborno para comprar su consentimiento; mientras, al pueblo se le vende la propuesta usando un falso lenguaje virtuoso que pinta la propuesta como "justa" o "necesaria".  "Shhhhh, no pienses en esas cosas feas, mejor concéntrate en lo lindo que va a ser para los beneficiados / lo bien que va a estar el mundo cuando esta ley finalmente pase..." .  Para los efectos, los vivos que medran de las medidas propuestas rebautizan actos inmorales con palabras neutrales o virtuosas: regular, prohibir, educar, gravar, condicionar, licenciar...  Son todos eufemismos, disfraces, mentiras diseñadas para ocultar la verdad de lo que se quiere hacer, palabras que suenan bonitas y hasta virtuosas, pero que ocultan la terrible verdad.  Lo cual eleva la gravedad de la propuesta; de inmoral (porque está mal) pasa a ser también corrupta (porque se defiende con mentiras y disfrazando la verdad).

Sí, yo creo que es claro que mucha gente quiere que se beneficie más el artista ecuatoriano.  Sí, yo quisiera oir más músicas de artistas ecuatorianos en la radio.  Pero yo tengo principios; no estoy dispuesto ni a perpetrar ni a condonar el acto de amenazar a los dueños de las radios para obtener esta meta.

Toda vez que el debate se pone en los términos de lo que en realidad sucede -- es decir, robar, amedrentar y matar a la gente que se opone a una medida -- ya no es posible continuar hablando de los detalles de cómo, cuándo y por qué matar, robar y amedrentar a las víctimas de la medida, simplemente porque la gente decente no es capaz de condenar a otras personas pacíficas a semejante fin.  La forma en la que seremos libres es sólo una: llamando a las cosas por su nombre.


Actualización 2: los que proponen el 1x1 no se acuerdan que hace aprox. veinte años efectivamente se prohibió la importación de vehículos en nombre de "proteger" las ensambladoras de autos ecuatorianas (quienes sin duda alguna tuvieron algo que ver, porque lucrarooooooon... sugiero que se ahogaron en su propia leche cuando la ley que compraron se aprobó).  Y obviamente no se acuerdan de que en esa época los carros que circulaban eran una re-verga.  Ahí está, el "beneficio" para la industria nacional resultó en un perjuicio para todos los imbéciles que no lucraron de la propuesta.  Eso es lo normal que sucede -- las consecuencias no esperadas del uso de la violencia.

Actualización 1: ve, estos son otros ladrones (cortesía Alejandro Varas):

Siguiendo los pasos de organismos retrogrados y controladores como la SGAE, SAYCE tiene una serie de tarifas por los DERECHOS DE REPRODUCCION de obras que no les pertenece y que piensan que pueden enriquecerse sin consentimiento del artista. Mas facil que digan "Esto es un asalto" antes de cada cancion.

Sayce - Sociedad de Autores del Ecuador

Estos extorsionistas avalados por el Estado están tan acostumbrados a medrar que sin ambages extorsionan dinero de los negocios incluso de artistas que "no les corresponden".  Son unos hijos de puta.

Creo que, al menos para mis visitantes, no debería ser necesario aclarar que SAYCE no está defendiendo a los artistas del "robo", porque la música, contrario a lo que ese grupo de estafadores predican, no se puede clasificar como propiedad (1) / (2). Los extorsionadores aquí -- quienes usan amenazas legales, se apropian de lo que no es suyo -- son SAYCE.