La guía definitiva para proyectarse exitosamente en línea

por Rudd-O publicado 2006/07/18 02:54:54 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:48+00:00

La verdad no sé qué te trae a leer este artículo. Pero, como sabrás, con la creciente importancia de la Internet en el mundo moderno, verse bien en el "mundo de carne y hueso" ya no lo es todo. Ser un hombre que sepa cómo empatar zapatos con correas, o una mujer que sepa maquillarse, no significa necesariamente que en línea sepas cómo proyectar una imagen atractiva o interesante para los demás.

Si llegaste hasta esta parte del artículo, pues bien, significa que compartes mi forma de pensar y que reconoces que verse bien (aunque no tan importante como ser buena persona, igual) es importante. Pues bien, esta guía te ayudará a tener éxito en línea, sea que quieras levantar peladas con tu MySpace o que estés buscando dejar de chatear todo el día y obtener un trabajo.

Sólo una nota más: antes de comenzar, no te tomes todo lo que lees muy en serio. Usa tus sesos para discernir cuáles son los consejos que puedes tomar y cuáles son humor que debes dejar de lado. Los sesos son gratis, y usarlos no cuesta nada.

Decide qué imagen vas a proyectar

Parece mentira, pero lo primero que tienes que hacer, antes de dejar tu rastro en línea, es pensar qué imagen quieres proyectar. De tu decisión dependerán muchas cosas en el futuro ya que, como sabrás, lo que hagas en línea quedará en línea para siempre. Para siempre. Tus hijos verán tus fotos en tanguita, man-titties y tatuajes cuando tengas 45 años.

Por eso, haz un plan. Decide con antelación qué quieres hacer de tu avatar en la Internet. Para hacerlo, contéstate estas simples preguntas:

  • Averigua quién eres tú en realidad y cómo reaccionas ante las cosas que te pasan. No trataré aquí este punto en detalle, puesto que requeriría una serie de artículos, y tengo pereza.
  • Decide qué parte de lo que eres quisieras cambiar, y comienza a cambiarlas (metas/objetivos/etcétera). Sí, no tiene nada de malo querer ser diferente. Lo malo es querer ser diferente, decir que eres diferente, pero seguir siendo el mismo tú. O sea, si eres gordo y feo, pero pones en tu Hi5 que eres bonita y linda, entonces tienes problemas de verdad.

No puedo dejar de poner énfasis en el último paso. Quiéranlo o no, la sociedad está firmemente enfrascada en el modelo de "lo que ves es lo que obtienes" (usualmente la gente fea discute y despotrica contra este aserto, pero lo que hacen no sirve para nada). Si tienes algo que en realidad se convierte en un pasivo (contablemente, lo opuesto a un activo), cámbialo.

  • Si estás chiro, consigue trabajo (así sea en el Estado).
  • Si te cuesta plata la cirugía, camella más duro.
  • Si te da miedo la cirugía, pues pides harta anestesia.
  • Si tienes los dientes chuecos, o te pones fierros (y ahora hay unos que son fundas transparentes, fantásticos pero caros) o te pones dentaduras postizas (y te lavas más frecuentemente para evitar el mal aliento).
  • Y si tienes mal aliento, hazte ver del hígado y del dentista.

Importante: consigue alguien que sea de confianza pero que al mismo tiempo sea capaz de decirte con toda franqueza qué anda mal contigo. Esta persona es un activo invaluable para la búsqueda de la felicidad. Pero tampoco confíes ciegamente en lo que te diga: busca consejos de varias personas de esta calaña -- y siempre mantén tu duda razonable.

En fin, hay un sinnúmero de cosas que puedes estar haciendo mal -- como dijo Homero Simpson, "cerebro, cerebro, usa tu cerebro para ayudarte".

Decide qué vas a exponer

Después de haber decidido quién eres, y haber cambiado esas partes horribles de ti (granos en la cara, ciento cincuenta libras de sobrepeso, bollo en lugar de salchicha, etcétera) puedes proceder a dejar tu impronta en la vasta World Wide Web. Y, para esto, primero debes decidir qué vás a mostrar.

Como te habrás dado cuenta ya, este paso es delicado. Si bien es cierto que habrán cosas de ti que no puedas cambiar (por ejemplo, si eres Michael Jackson, que violaste 5 niños hace 2 años y que eres negro por dentro), siempre puedes seleccionar qué facetas de ti puedes mostrar.

Sí, facetas. Una de las grandes ventajas de ser humano (especialmente para los pederastas y los abogados) es que uno tiene diferentes facetas, y uno siempre muestra diferentes facetas a los demás, dependiendo del contexto situacional. Por ende, vas a seleccionar qué quieres mostrar inicialmente y qué quieres que tus prospectivos contactos (mujeres, hombres, animales en línea -- aunque personalmente no condono el bestialismo) conozcan a posteriori.

Mi consejo: sé discreto pero di la verdad. No hay nada más horrible que encontrarse con que lo que decía alguien en línea era totalmente falso. Tengo amigos que al ir a recoger una pelada a su casa, para irse de joda con su flamante "pelada on-line", han salido en quema, literalmente llantas chillando, porque se dieron cuenta de que era un cuco.

Por cierto, debes estar preparado para estas situaciones también. Sea manteniendo el vehículo encendido o una ruta de escape mapeada, don Juan Seguro vivió muchos años (y comió pocas peladas feas).

De la misma forma, pero por el otro lado de la moneda, también es horrible encontrarse con perfiles de usuarios o chateros que, en la primera conversación, te cuentan la desgracia de su vida con lujo de detalles. A este tipo de individuos se les suele dar el tratamiento Alt+F4 (cerrar ventana) a la brevedad posible.

Para que evites que este tratamiento sea infligido a tu presencia en línea, te recomiendo discreción. Aunque no hayas tenido pareja en 6 años, y recibas propuestas de trabajo en Nestlé como donante de queso rancio, conviene que te quedes callado y ser misterioso al respecto (así te tengan contra el paredón, pelotón de fusilamiento listo). Recuerda: uno es esclavo de lo que dice y las fotos que publica, y dueño de lo que se guarda.

Decide dónde vas a estar

Hay muchos lugares para proyectar tu imagen:

  • Hi5
  • MySpace
  • MSN Messenger (o Google Talk, para los alternativos)
  • Tu propio blog
  • Internet Relay Chat (mIRC, para los que no saben que se llama IRC)

Si tienes tiempo en Internet, probablemente ya hayas decidido en dónde quieres estar, así que lo que procede a hacer es una reingeniería de imagen. Si no, pues puedes comenzar con pie derecho desde ahora.

Un mito común que rueda por alli es que estos lugares existen para hacer amigos y socializar. Nada más lejano de la realidad. Estos lugares de Internet se inventaron para levantar peladas (u hombres) con el explícito y firme propósito de tener sexo salvaje, sudoroso y desenfrenado. Si no, ¿cómo explicar el hecho de que están repletos de desviados sexuales?

Con esto en mente, ya sabes qué tienes que hacer. O, si no lo sabes, yo te lo diré: ser y parecer un individuo no-enfermo. El hecho de que estés leyendo hasta acá automáticamente implica que tú tienes un par de tornillos flojos. Mi misión es ponerles masilla epóxica Rally para que no se note la flojera. Así que sigue mis consejos o perece en el infierno de los pervertidos que nunca tuvieron pelado/a.

Obey!
Obedece

Selecciona cuidadosamente el material

OK, ahora viene la parte fácil. Sabiendo la imagen que quieres proyectar, debes elegir cuidadosamente:

  • tus palabras
  • tus fotos
  • tus videos
  • tus afiliaciones

Las palabras

Comencemos con lo fácil: las palabras. Como todos saben, todo lo que se lee en línea es mentira, parte de un gran complot abominable para hacerle creer a la gente cosas que son perniciosas para la humanidad o la religión católica. Por eso, te recomiendo sinceridad. Mantente apegado a la verdad (exceptuando honrosas menciones irónicas de tal o cual tema).

Sé consciente de lo que dices, pues es muy fácil recibir un juicio por libelo o calumnia injuriosa estos días, y es muy difícil defenderse de uno. Si puedes, colecciona evidencia que respalde tus asertos (por ejemplo, si se te ocurre decir que Alvaro Noboa es homosexual -- cosa que el autor de este artículo no puede probar ni cree tampoco) se recomienda tener a la mano fotos del señor en cuestión cometiendo actos homosexuales o, en su defecto, la foto de algún desconocido homónimo del antedicho personaje, lista para ser montada en fotos gay porno (lo cual, como establecimos anteriormente, es muy sencillo obtener en línea).

Pon el humor a jugar en tu equipo, y ajústalo a la imagen que deseas proyectar. Por supuesto, si en pasos anteriores estableciste que querías proyectar una imagen de Goth o de Emo, tu humor debería ser irónico, depresivo y negro. Si eres abogado o suegra (dos conocidos objetivos de chistes) pues entonces tendrás que aprenderte a reir de ti mismo (entablar demandas o pegarle a tu nuero no se vale).

Escribe con buena ortografía. A no ser que tengas 13 años y seas emo, en cuyo caso está bien escribir OMG!!! PONIES!!!!. Excepciones honrosas a esta regla son: el wannabe hacker (que suele escribir cosas como "im teh rulz, j00 all suxxxorzzzz, pwn3d s0nz o'b17chi5") y el Farker profesional (que puede escribir con toda libertad cosas como UFIA, acrónimo de Unsolicited Finger In the Anus).

No digas tonteras. Si estás construyendo un perfil de Hi5 para tí, pues ten cuidado con lo que dices. Mencionar cualquiera de los siguientes datos no está recomendado:

  • que estás en libertad condicional
  • que tienes 72 gatos en tu casa
  • que consumes drogas recreativas
  • que portas un arma
  • que intentaste suicidarte 5 veces pero que fallaste en todas -- cosa por demás muy plausible si estás haciendo un perfil de Hi5, puesto que si hubieras tenido éxito, no estarías haciendo un perfil
  • que la vida es un asco -- suele ser un anti-imán para el sexo opuesto
  • que pesabas 250 libras pero que ahora sólo pesas 200 -- variantes incluyen el consabido "he bajado 50 libras"
  • que has tenido 2 peladas y tienes 32 años -- una variante extraída de la vida real (me consta) vendría a ser si tienes 30 años y nunca has dado un beso
  • que bailas reggaetón pero que no eres chica fácil -- esta contradicción es demasiado obvia para entretener algo de seriedad
  • que quieres llegar virgen al matrimonio -- porque probablemente sea una mentira y te acusen de mentiroso/a
  • que "nadie te quiere, todos te odian, vas a comer gusanos"

Es en serio -- mencionar cualquiera de estas cosas (o variantes similares) te granjeará múltiples tratamientos Alt+F4 (ver arriba).

Multimedios

Esta guía, como cualquier material respetable, también trata las claves del el mundo moderno y multimedial: fotos, vídeos y grabaciones. Y, como el dicho que reza una foto pesa más que mil palabras es 120K% cierto, lo haremos con la seriedad que requiere el caso.

Por favor, no publiques pendejadas. En serio. Antes de publicar cualquier foto en línea, ten mucho cuidado qué foto publicas. Sin mencionar el grave riesgo de que tus hijos las vean en el futuro, tu reputación entera está en línea. Esta es una lista corta de no-nos:

  • Fotos feas
  • Fotos de mala calidad
  • Fotos en las que salgas con gente más linda que tú
  • Fotos falsas o parciales

Recuerda que la gente juzgará tu apariencia por cómo te ve, y no hay oportunidad de efectuar "segundas impresiones". Excepto si pusiste una foto trucada en línea y te ven en persona después, en cuyo caso el resultado será mayormente negativo para tí. Después de todo, lo que estás buscando probablemente sea una persona con quien tener sexo desenfrenado, y no querrías dar falsas impresiones que (a la corta o a la larga) perjudiquen tu oportunidad de coronar.

Trata de no caer en el conocido fenómeno llamado Internet Disease. Los afectados de ID suelen ocultar sus defectos físicos en las fotos que publican en línea con varias técnicas: ángulos de cámara raros (ocultan la gordura), excesivo contraste (ocultan los granos), ojos bien abiertos (ocultan la borrachera), cuadritos en áreas claves (ocultan el pubis o el vello axilar -- frecuente en las mujeres):

Internet Disease: explicación visual
Internet Disease: explicación visual

Formas de Internet Disease
Formas de Internet Disease

Para seleccionar adecuadamente el material que debes publicar, hemos buscado en las bases de datos más autoritativas y veraces de Internet (léase Google) y hemos encontrado una guía gráfica que te permitirá clasificar rápidamente tus fotos en pilas de "Sí"s y "No"s.

La clave es seleccionar el mejor material audiovisual que tengas de tí. Si es posible y queda dentro de tu presupuesto, contrata los servicios de un estudio fotográfico en lugar de ser roñoso y publicar fotos de tu Webcam de veinte dólares. El man del estudio no te va a mentir cuando sea la hora de decidir si eres feo o no. La cámara de veinte balas podría ocultarlo, pero el chillido de las llantas de quien pase por tí en una cita será señal inequívoca de que vives una ilusión de drogadicto.

Lo mismo que he dicho de las fotos aplica para los vídeos.

En todo caso, y antes de que se me olvide, si estás construyendo un perfil en línea, no hay cosa más errada que omitir la foto. Sí, sé que podrías estar pensando "pero soy demasiado feo/chiro para poner una foto", pero esto no es excusa. Míralo desde esta perspectiva: si pones una foto en la que sales tú, del 50% al 80% de tus visitantes te verán feo, pero si no pones foto, el 100% de la población pensará automáticamente con seguridad este/a tipo/a es feísimo. ¿Qué prefieres, el 20% de la torta, o perecer hambriento de sexo?

Las grabaciones audiofónicas (léase "podcasts y demás") siguen principios diferentes.

El principio fundamental que rige su publicación es ¿tengo la voz de Barry White o Frank Sinatra?. Si eres hombre, y la respuesta es sí, entonces publica tu voz en línea. Cualquier otro caso (ser mujer, tener voz de Marilyn Monroe o de Pee Wee Herman) es un no automático.

También es importante cuidar tu vocabulario. Si eres una estrella de cine, tal vez puedas salirte con la tuya y decir un par de malas palabras. Si eres yo (cosa por demás improbable) pues te perdonarán todas las palabrotas que digas, así te oiga la dueña de casa de la cumpleañera (en mi caso, cosa por demás probable y certera). Para el resto de seres humanos que leen esta guía, sólo hay tres alternativas:

  • Hacerse estrella de cine (un 9 en la escala de dificultad 1-10)
  • Ser yo (difícil 10)
  • No decir malas palabras (dificultad variable)

Sé consistente

Es imprescindible que la imagen de ti que has puesto en línea sea tan consistente consigo mismo como la imagen que muestras en la vida real. Si necesitas más información, el diccionario es una excelente ayuda para desenmarañar el misterio que rodea a la palabra consistencia.

¡Publica!

Habiendo logrado todos los pasos anteriores, debes proceder a dejar tu huella en la World Wide Web.

Una vez terminada la publicación inicial, debes continuar aplicando los principios de esta guía a cualquier contribución posterior que hagas en tus espacios en línea. Mantén tu línea, y si decides cambiarla (por una línea más sincera, menos sincera, más gorda o más flaca) mantén la consistencia del cambio en todos lados.

¡Fin!

Bueno, si llegaste hasta acá, te deseo la mejor de las suertes. Espero que esta guía te haya servido. Si encontraste algo que no te gustó, o cosas que están mal, simplemente déjame tu comentario abajo. Si te gustó la historia, menéala o acolítame.

Nos vemos!