Acerca del humo de segunda mano

por Rudd-O publicado 2006/07/12 22:49:45 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:47+00:00

ETS Exposure tiene el extracto de un libro que habla, justamente, sobre el famoso humo de tabaco de segunda mano, con estudios médicos del ministerio de salud de EE.UU. y de la OMS. Extractos selectos del extracto:

  • El humo de segunda mano causa daño a la salud: falso. Sólo 6 de los 1000 químicos expedidos por el tabaco son carcinógenos. Exponerse 8 horas diarias, 5 días a la semana, 50 semanas al año, por 100 años, apenas significaría exponerse a menos de un grano de sal de "venenos de tabaco".
  • El fumador hace más daño a su vecino que a él mismo: falso. Claro, habría que ser un reverendo estúpido para creer semejante barbaridad. Pero, en todo caso, si alguien allá afuera sigue pensando esta patraña ilógica y sin fundamento médico/científico, use su cerebro: el humo que el no-fumador respira está mucho muy diluido, y además el fumador respira humo de primera y de segunda mano a la vez.
  • El humo de segunda mano es químicamente muy similar al de primera mano: falso. El humo de segunda mano tiene una composición química diferente, y cambia rápidamente a otros químicos, una vez exhalado.

Por favor: noten que yo no estoy abogando en pro de fumar. Tampoco estoy abogando en pro de molestar a los no-fumadores.

Me parece que si uno va a hacer algo que moleste a otros, por lo menos debe buscar la forma de hacerlo sin molestar. ¿Quieren que no fumemos al lado suyo? OK, pídannoslo -- los fumadores no somos mala gente. Pero lo que no me parece es que los antifumadores se vengan a meter en mi vida. No pretendan venir a legislarme.

¿Por qué el ataque constante y la prohibición legal de fumar en espacios públicos?

Que conste que a mí no me gusta que fumen al lado mío mientras como. Es más, hasta yo admitiría la prohibición y la recibiría contento, si fuera confirmado y comprobado que los no-fumadores se enferman y se mueren por el humo de segunda mano.

Pero los antifumadores (ojo: no he dicho no-fumadores, ni antitabaco -- dije antifumadores) continúan blandiendo este mito cojudo para ponernos más prohibiciones y convertirnos en ciudadanos Punky Brewster de tercera clase. La realidad es que su plataforma política está basada en un mito, muy conveniente para ellos, pero que no deja de ser un mito. ¿Les molesta el humo o el olor? No fumen y no nos jodan. Nada más no vengan a querer vernos las huevas con mentiras, que cojudos no somos.

Como conclusión: en mi opinión, la prohibición de fumar en espacios públicos es una opresión más de aquellos que, no estando contentos con sus vidas, vienen a querer jodernos las vidas a los demás, para que los demás estemos obligados a vivir la vida que a ellos les dé la gana de configurarnos. En la taxonomía de leyes pendejas, se encuentra junto con la prohibición de suicidarse o consumir drogas.

Por último: me cago de risa en la madre de los antifumadores cada vez que veo en mi cajetilla de tabaco mensajitos pendejos como "Fumar hace daño", "Fumar da cáncer" y demás yerbas. En primera, los fumadores sabemos perfectamente que fumar no es bueno. Y en segunda, hace rato que las tabacaleras ya se dieron cuenta del excelente marketing que representa el slogan guerrilla "fumar es riesgoso". Tal parece que los antifumadores no se han dado cuenta aún de que, mientras más grandes son los mensajitos, más tabacos se venden. ¿Por qué creen que las tabacaleras no hacen bomba cuando se les pide que agranden el mensajito?