El aborto, opiniones religiosas, y ángeles en un alfiler

por Rudd-O publicado 2008/02/12 01:00:00 GMT+0, Última modificación 2013-06-26T04:38:54+00:00

Cuando José Fernando Gómez escribe su artículo Algunos conceptos errados de Frey Betto en relación al aborto, me provoca responder:

Contesto sólo con un párrafo: el artículo ha citado toda clase de posturas religiosas en torno al aborto... convenientemente ignorando a los verdaderos expertos en la materia: los biólogos. Es como si en un discusión de medicina participaran abogados y homeópatas, sin doctores. O como si en una discusión de ingeniería civil participaran sólo jardineros. Usted puede ser médico, pero está traicionando al consenso profesional médico en materia de aborto al escribir este artículo.

Por tanto, este artículo no es más que "cuántos ángeles entran en la cabeza de un alfiler" y por tanto es inútil.

Me permito citar su conclusión:

La solución como la pone el mismo Frey Betto, no está en legalizar el aborto como se hizo con el divorcio, sino en defender los derechos del más débil, el ser humano en gestación, que tiene derecho a vivir.

El aborto no es lo mismo que matar gente, y decir que "vamos a proteger al más débil" haciendo referencia a un poco de células es, como poco, ignorancia, y como fuerte, una audaz mentira en la cara de la evidencia. Las sociedades donde está prohibido el aborto son sociedades donde la miseria, el crimen y la tristeza hacen su Agosto -- ¿supongo que usted va a encargarse de cuidar a los niños malnutridos y maltratados por las madres que, gracias a su ideología, obligadamente tuvieron que tenerlos?

Ella defiende que el feto tiene vida desde que el óvulo fecundado se implanta en el útero, lo que, como hemos explicado más arriba, es en realidad una respuesta acomodaticia, pues el óvulo fecundado, antes de implantarse, ya se ha estado desarrollando y el mismo factor de implantación es una prueba del deseo de vivir de esa nueva criatura.

Miren ustedes cómo el artículo destroza conceptos y verdades para abogar por una ideología absurda y caduca:

  • Un óvulo no es un feto.
  • No es sino hasta el cuarto mes de gestación (cuando el embrión aún no es un feto siquiera) que dicho embrión es capaz de sentir nada.
  • ¿El deseo de vivir? Tamaña ridiculez. Los objetos no tienen deseos, y este animismo me molesta. ¿O sea que el chicle que se me pega en la suela del zapato tiene "deseos de vivir"? ¿Vamos a seguir confundiendo células con criaturas?

Me resulta inconcebible que un médico, consciente de la maravilla que es la naturaleza y el cuerpo humano, necesite creer en un ente sobrenatural para explicar cómo funciona la vida en el siglo 21. Y me parece indignante que usted use opiniones fundamentadas en dogma religioso (sin ninguna evidencia concreta) para continuar manteniendo posturas que nos perjudican a todos como sociedad.